Existen numerosos tipos de felpudos o barreras antisuciedad y en muchas ocasiones se elige el primero que se ve sin tener en cuenta sus funciones y características.

  • Rizo de vinilo: no son resbaladizos, presentan una gran resistencia al fuego y se limpian con facilidad. Se puede instalar tanto en interiores como en exteriores. Además filtra el agua de la lluvia permaneciendo siempre seco.
  • Coco: son barreras antisuciedad fabricadas con hilos de coco, que retienen la suciedad y absorben la humedad. Su uso esta aconsejado para interiores.
  • Textiles: dan siempre un toque de elegancia allá en donde se instalen y poseen una gran capacidad de absorción.
  • Goma-moqueta: la combinación de ambos materiales da lugar a unos felpudos elegantes fáciles de limpiar y de gran retención de suciedad.
  • Aluminio: son barreras fabricadas con perfiles de dicho material acompañados de revestimientos como puede ser moqueta o caucho.